Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

Poetas

Somos los forjadores de nueva trascendencia
somos los generadores de nuevas realidades
somos los malabaristas en la cuerda floja
tratando de preservar el equilibrio de la vida
somos pues; en tres palabras:
CREADORES DE CONSCIENCIAS

domingo, 30 de octubre de 2011

Si Compras lo robado



Si compras lo robado invitas a la acción,
es como si robaras con premeditación
y con alevosía tú indultes al ladrón
incites al delito, impulses su moción...


Sin un mercado presto ya nadie robaría;
sin comprador dispuesto el hurto cesaría.
Si por ahorrarte plata compraras lo encubierto
podrías ser el causante de que haya un niño muerto.


Podría ser el culpable truncándole la vida
a un ser que es inocente o a una desconocida
que pudo ser tu amiga...


Que puede ser tu amiga...

No quiero ya extenderme ni quiero ser prolijo
mas piénsate un momento cual fuera el resultado
si insistes en comprar lo que ha sido atracado:
que el próximo ultimado...¡pudiera ser tu...hijo!





sábado, 29 de octubre de 2011

Bordes de vidas



Borde inescrutable de un abismo inconexo
esclarece el aliento a la vendimia del retorno
y se extienden las penurias madrigales
sin piedades, con escombros de recuerdos.

Los recuerdos otra vez
¡qué obsesión con los recuerdos!
pero es todo lo que queda
cuando barren los eventos
los latidos los momentos
las señales de la vida que vertida se diluye

Y a los viejos como yo...
los recuerdos
se les vuelven propiedad y patrimonio
que les sirve de evidencia soberana
de haber vivido...
tanto tiempo.




lunes, 17 de octubre de 2011

Paradoja indescifrable



Las estrellas que tallaste en el silencio de mi noche
las conservo luminosas como cuando aún leías
esos versos de poetas junto a biblias y argumentos
como cuentos de planetas con la rosa recelosa 
vanidosa y solitaria...


Los ocasos y las albas me acompañan en secreto y sin historias
transformando mis adentros en paisajes predecibles e impensables:


Paradoja indescifrable: 
identificas mi silueta con la sombra de un instante
y la luz de una rendija que me mira con lujuria
me recuerda encrucijadas florecientes y olvidadas,
las veredas desgastadas que tejiéranse en tus pasos
desvanecen su energía esfumándose en la niebla.


La tiniebla del cerrojo es ahora mi compinche
es mi amiga es mi amante es mi boda y funeral
y tu luz está tan lejos, tan lejana inalcanzable
que me impide el olvidar...


Ya no puedo ni rezar
mucho menos ayunar.


No hay sosiego



No hay sosiego para el ciego cuyos ojos ya no ven...

Las hojas otoñales se dispersan en tus ojos
y el viento del estío se aleja en su navío

No hay tiempo en el tiempo sin tiempo ni relojes.

Las llamas cardenales aletean en tus labios
y el frío del lamento se congela en un momento.

Espacio sin espacio que despacio me acorrala.

Fragancia de jazmines que se arropa en tu silueta
y el colmo del ensueño me tortura entre tus sueños.

Abrigo sin abrigo y el silencio como amigo...

Estás y no estás, fantasmal, perturbadora:
como el aire que me asfixia y me revive
como el agua que me ahoga y me alimenta
como menta que marea y que acicala.

Y en la nada naufragamos
cada quién por su horizonte;
desfasados, alejados, aturdidos y embriagados
por un tiempo que no es tiempo sino inercia.

No hay sosiego para el ciego si sus ojos no te ven...




Me Amanece



De nuevo amanece en mi taza de café
me fumo tres minutos más de mi vejez
y miro sin mirar por la ventana hacia los cerros
buscando un no se qué que empañe este silencio.


Y luego un azulejo me saluda aleteando
es un saludo triste de un triste solitario
que viaja entre las nubes queriéndose esconder
de soles y de lunas y estrellas a granel.


Aquella mariposa que roba las cenizas
del polen de las flores curtido por las brisas
me llama la atención sin yo saber por qué;
tal vez por la canción aquella que decía
de un viejo mariposa soñando ser delfín
tal vez, quizás ...por fin
reencuentre mi sonrisa
aquella que perdí buscando una caricia,
siguiendo una ilusión tan dura como el muro
aquel que quiso hacerme un hombre delincuente
y ahora que lo pienso y sumérjome en mi mente
no encuentro aquel evento que hiciérame inseguro
no encuentro aquel momento tan agrio y tan oscuro...


De nuevo me amanece en medio de pupilas
y tengo puestas pilas
que no se agotarán...


no importa el que dirán

sábado, 15 de octubre de 2011

Divagaciones Silentes



El silencio del silencio en el silencio de las almas
silenciado por los brotes de los bordes de las llamas
me recuerda las ingratas melodías de una cama
entre comas y más comas y entre puntos suspensivos;
suspendidos y evasivos.

Sólo quedan unos cuantos parvularios en la mente
sólo escoria de una vida indefinida
entre pedazos de memorias que se esfuman impalpables
como heladas en los día calurosos.

Y borrosos...
los recuerdos no recuerdan sino cortes tremebundos
sin romances ni paseos ni besitos de mejillas
ni platónicos augurios ni los pasos aprendidos en pareja
como danza, como baile, como risas, como amores...

No hay dolor sin el dolor que no se siente si se enciende
la insensible insensatez de corolarios o teorías y anatemas
y los temas que quedaron se presentan espectrales
invisibles, invencibles, y deformes y mortales.

Tan mortales como pieles asoleadas en la orilla del salitre
tan saladas, salobreñas, sazonadas y encurtidas
como vidas despedidas sin adioses...

Icaro Hoy



Entre juegos de palabras se me esconden los arcanos
que se escurren como ríos de palabras desmedidas
ya sin vida
alienadas
destinadas
a la nada.

Entre juegos de palabras que me encantan y arrebatan
se extravían los secretos de los siglos y las eras
como verdes mocedades que boscosas se reflejan
en bucólicos parajes; panoramas insensibles
que se vierten como agujas desde lo alto de los cielos
y mis alas, ay mis alas chamuscadas por los soles del Olimpo
ya no aguantan este peso descubierto por las faltas.

Y es que Icaro, mi espejo,
no sabía qué tan lejos el hidrógeno encendía...
no sabía qué tan cerca su reflejo se implotaba

Que más da
ya llegamos a La Luna
y hasta el Sol
ya es un paseo
...casi un paseo