Mis Escritos

Mis escritos

son gratutitos

copia y pega

y ya está.

Los derechos de autor son demasiado caros

son la excusa del depredador

para hacer dinero fácil

a costa del escritor.

Por eso prefiero confiar

en que se reconocerá mi autoría.

Por eso, yo regalo mi trabajo

siempre que reconozcan mi autoría...

Copia y pega y es todo tuyo,

con mi nombre en el final.

Gracias

Buscar este blog

Poetas

Somos los forjadores de nueva trascendencia
somos los generadores de nuevas realidades
somos los malabaristas en la cuerda floja
tratando de preservar el equilibrio de la vida
somos pues; en tres palabras:
CREADORES DE CONSCIENCIAS

domingo, 30 de enero de 2011

LA LUNA MURIENTE (Dueto tonisan y Monica Nelida Suhurt )


Caminan el serpenteado camino
que circundan
las sombras de la muerte

El silencio cabalga sin rumbo,
lento…muy lento
hacia el abismo de los recuerdos
que entre las tinieblas de la oscuridad
lloran la ausencia de la luz

Sangran las palabras
y son ciegos a su sangrar
como sordos a sus gritos

Inertes quedaron
sobre un negro cielo
invadido de ausencias
los suspiros de la esperanza

Se desvanece la noche.

Queda a ciegas la Luna

Sé bien de lo que hablas
entre acantilados de memorias escondidas
y precipicios de remembranzas ocultadas
vamos planeando a ciegas y en silencio
y todo lo que vemos es dolor y llanto
y todo lo que ansiamos es la nada y el olvido
y todo lo que vivimos es muerte repetida
y todo lo que sentimos es falta y desencanto
y la fe se me acobarda ante la ausencia
y el perdón se me estremece ante el entorno
y la tiniebla reina aviesa y tan campante
en este álgido rincón de ventisqueros y de páramos
en este desierto frío como el hielo en su gélida helada
tanto frío, tanto frío, tanto frío…
que el temblor de nuestros huesos es réquiem de soledades
cómo te entiendo princesa
pero al final del túnel hay luz
pero en el fondo del precipicio hay arroyos de agua viva
y la vida continúa
desde siempre y  para siempre

Mónica & Felipe

jueves, 27 de enero de 2011

Los Niños Invisibles



Los niños invisibles
magullados, orfanados, escondidos, extraviados,
no recuerdan a sus padres ni remembran ya su infancia
pues han sido ultrajados tantas veces tantas veces
que no encuentran el camino para su emancipación.

Esos niños invisibles
humillados, malheridos, maltratados, malogrados
no recuerdan ya su infancia ni remembran su alegría
solo un dejo de tristeza los aúna al infinito
pues han sido madurados por la fuerza y por el mal.

Nuestros niños invisibles
nos esperan con paciencia y con santa diligencia
pues presienten que al rescate prontamente llegarán
las sonrisas, los abrazos, y las lágrimas de mar
sus manitos pequeñitas nuestras manos tomarán
y sus lágrimas de ausencia con bullicio sonreirán
por la sana algarabía de volverlos a encontrar
y el pasado borraremos y no habrá más tratas sucias
ni esclavistas desalmados en sus noches sin piedad.

Nuestros niños invisibles
quienes cantan todo el tiempo la canción que se aprendieron
en sus sueños de nostalgia y en los brazos de mamá:

"Por qué perder las esperanzas de volverte a ver
no es más que un hasta luego, no es más que un breve adiós
muy pronto volveremos a jugar juntos los dos"

Y entre risas y sonatas ya disuelta la crueldad
nuestros niños invisibles sus canciones cantarán


http://www.facebook.com/profile.php?id=100001741961295

Quiero ser Azar


Me harté de sembrar para que otros se cojan mi cosecha
me harté de trabajar para que otros se coman el fruto de mi esfuerzo
me cansé de estar esclavizado,
atado a las cadenas y grilletes que yo mismo me he forjado.

Me cansé de ser hombre y de este cuerpo malogrado
quiero ser nube que se aleja bien lejos a lo lejos
quiero ser etéreo como brisa y viento y firmamento
quiero ser libre como el cóndor y como el cóndor
quiero ser sombra de las nieves sobre el páramo terrestre

Y quiero ser silencio matutino
y quiero ser bullicio clandestino
ese bullicio verdadero que es guarida de silencios
ese bullicio indefinido que es de voces y de ruidos
de sonidos y aspavientos y de lutos y de vivos
y de soledades cautas y de soledades tenues
y de soledades hondas y de soledades yertas
y de soledades hartas y de soledades muertas.

Y es que quiero ser azar
ya no quiero ser destino, me cansé de ser destino
no me dejes madre santa disfrazarme de destino
solo quiero ser yo mismo:
solo quiero ser azar...

martes, 25 de enero de 2011

El dístico de la promesa



Un dístico me obsesiona
de los pies a la cabeza:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

¿Quién traería estos versos
a mi memoria incompleta?
¿De dónde venían las voces
que evocaban al poeta?

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Tendré que buscar certeza
en esta tremenda angustia
avigorar todos mis pasos
y refrescarme el alma mustia.

Preguntaré a los vecinos
el significado ignaro
del dístico escurridizo
parco, etéreo, vago, avaro:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Si nada pueden decirme
de este dilema inquietante
recurriré a las iglesias
cual vagabundo viandante..

Entre la hostia y sermón
preguntaré a sacerdotes
acerca de los azotes
de la Santa Inquisición.

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Si nada pueden decirme
si nada saben contarme
entre los himnos y hosanas
colgaré todas las ganas
de preguntar algo más.

Preguntaré a los veleros,
galeones y bergantines
y alcanzaré los confines
de nuestra lujosa Tierra.

Detendré la triste guerra
y el horizonte sereno
disolverá el veneno
que sembraran las querellas
y hasta al cielo y sus estrellas
ascenderé como un manto
derritiéndole el amianto
a crisoles venideros;
y ya no serán postreros
los lamentos que me aquejan
y me cantan y aconsejan:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Quién podrá darle respuesta
a tanto dolor reprimido
me quedaré tan dormido
-con dos parches en mis ojos-
que recogiéndome de hinojos
tomaré una larga siesta
disolviendo los abrojos
que causara la propuesta:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

Y en mis sueños resabiados
hallaré sabias personas
-¿hechiceros y santonas?-
que darán por terminados
los problemas que me causa
-sin darme ni paz ni pausa-
este dístico pasado
¿de un recuerdo enamorado?:

-Nunca fue tan hondo el llanto
ni tan larga una promesa.-

jueves, 20 de enero de 2011

Haciéndome inventario


Haciéndome inventario de mi vida
descubro todo el tiempo que he perdido.
Mediocre es el entorno que devora
los sueños e ilusiones de un infante
que pide tan solo la confianza
y  ser aceptado por si mismo.

Leucemia embriagadora y traicionera
¿por qué me abandonaste adolescente?
¿Por que no me arropaste con tu abrazo?
¿Por qué te me alejaste en un milagro?

Habría yo nacido ciertamente
de nuevo, en un entorno más cordial
sin tantos desalmados y mediocres
frustrados que disfrutan su maldad.

¿Por qué; Dios mío..., hiciste caso
de aquella petición que yo te hiciera?
¿Por qué no me acogiste entre tus brazos
mandándome a la muerte compañera?

Haciéndome inventario de mi vida
descubro que he perdido tontamente
amores y pasiones y entusiasmos
sofías  y lecciones y paciencia
y estoy en la bajada de mi vida
sabiendo que todo terminó
hace años muchos años tiempo atrás

Tan sólo me quedan sensaciones
de ahogo, de impureza y de agonía
saber que jamás tuve la osadía
de tomar mis propias decisiones
y hacerme con mis riendas mi destino.

Juguete fui en manos de los dioses
pelele en los brazos de demonios
y ahora que se acercan mis adioses
me quedan remembranzas, reconcomios
y una reflexión un tanto escueta:

-"Tanto nadar para morir en la orilla"-

Los Lamentos


Los lamentos hacen gala de sus vestes infernales
en un mundo que blasona su ceguera, su sordera y su mutismo…
El ayuno persiste en su tácita imposición
Los dolores desfilan nauseabundos
ya sin bridas ya sin riendas
por las calles de ciudades abarrotadas
y no queda sino el sueño
de una esperanza elemental
de una esperanza clandestina
de una esperanza subversiva
desmedida. contenida, represada, reprimida y coloquial.

Llantos hay que semejan al rocío
llantos tímidos goteando desde las almas turbulentas, furibundas y vencidas;
la tristeza es un regalo que aplaca el hambre
cercenando los futuros de mediocridades incoherentes
que intentan despejar sus nubarrones
que intentan  subir una cuesta vertical y despiadada
que intentan;  perseverando ante la inutilidad  del resultado.

Distorsiones (Inspirado en el cuadro Persistence de Dalí)





Distorsiones paulatinas y esmeradas
realidades totalmente doblegadas
hay un cielo que se hunde en los abismos
hay infiernos que semejan a la nada.

Distorsiones bamboleándose calladas
entre calles bulliciosas y explanadas
entre simas, laberintos y demencias
entre cimas, vanos triunfos e inconsciencias.

Y la vida que trascurre tan pausada
¿cómo puede terminarse tan aprisa?
Distorsiones apaleadas por la risa
del fracaso de mis sueños de cascada.

Y la vida que se muestra fraudulenta
¿cómo quiere blasonar su magna ciencia?
Por las sendas de una calle cenicienta
van destellos de una cruel benevolencia...

Distorsiones que destruyen mis anhelos
seduciéndome -carnada sobre anzuelos-
soy pescado con agallas obturadas
soy venado sin parejas ni manadas.

sábado, 15 de enero de 2011

Desmedida

Desmedida
encrucijada de una vida
sin medida.

Angustiada
está la Luna
que se calla su fortuna
fraudulenta y delictiva.

Es altiva
la esperanza
que no alcanza
al que no come.
Es malvada
la cruel fe
que desmiente
al que no miente.

El temor
es otra cosa:
el envés
de la fe
es temor fraudulento, tenaz, cautivante y ofensivo.

Realidades elegidas
desde un libre albedrío
embarrado de ignorancias
y soberbias tozudeces
nos embisten cotidianas
al amparo de las fieras
que propagan la miseria.

Y la sociedad somos todos
por lo tanto no hay excusa
si el silencio no incomoda...

martes, 11 de enero de 2011

La Canción Obsesiva



En mi cabeza resuena una canción
continuamente, sin motivo ni razón:

"Por qué perder las esperanzas
de volverte a ver;
no es más que un hasta luego,
no es más que un breve adiós,
muy pronto volveremos a estar juntos los dos"

Y la Tierra gira igual que cada día
y este cielo se oscurece cada noche;
y hay batallas que se enfrentan sin fusiles
y hay fusiles que disparan sin batallas.

Y esta tarde se me incendia toda el alma;
sólo pienso en mi próxima vejez:
solitario, desmedido, inconsecuente
yo la abrazo pues; de nuevo y otra vez.

El arrullo del arroyo ya no escucho,
el murmullo de las hojas ya no está,
las cigarras que cantaban han callado
y los grillos ya se fueron tiempo atrás.

No hay palomas picoteando en mi ventana,
y mis días son oscuros como el mar
como el mar que tempestuoso nos embiste
con recelo, con envidia y sin piedad...

Y sin embargo esa dichosa canción
sigue minando mi corazón:

"Muy pronto volvereemos
a estar juntos los dos"